UNA GRAMOLA, VEINTICINCO DESEOS Y UNA SOLA ILUSIÓN

Si hoy me preguntaras qué aspiraciones tengo para ti te diría que muchas, pero nunca demasiadas.

Quiero verte crecer y que nos veas envejecer.

Quiero ver tu primer diente caer.

Quiero ver cómo aprendes a leer.

Tu primera comunión.

Tus primeros zapatos de tacón.

Quiero ver cómo aprendes a caerte y al mismo tiempo a reponerte.

Cómo aprendes a elegir amigos de verdad. Con los que puedas contar más allá de lo que es cumplir con una mera formalidad.

Que por el interés sólo quieran a Andrés.

Que aprendas a poner límites tan bien como asumes que existen.

Que no seas dependiente ni de pensamiento, bolsillo o posición. Sólo y exclusivamente de tu corazón. Pero encuentra el equilibrio con la razón.

Que sufras el amor con más intensidad que el desamor.

Quiero que nunca te desates de tus lazos fraternales.

Que la combinación de tu dulzura y tu mano izquierda siga siendo la catapulta de tu éxito.

Que no confundas optimismo con happylismo. Uno es el goce y el otro una pose.

Quisiera que no te parecieras a mí en lo malo y sí en lo bueno. Lo mismo con tu padre.

Firmo ya por una adolescencia tonta (si no, no sería adolescencia) pero sana.

Ojalá llegues a ser lo que quieras ser y si no lo consigues, que sea porque sólo tú lo has decidido.

Que no seas entrometida y que a esos los alejes de tu vida.

Que luches por tu igualdad con argumentos de fortaleza real. No conviertas tu femineidad en algo banal.

No te dejes embaucar por una mayoría bulliciosa y cegadora. Si la virtud acompaña a una minoría silenciosa, escúchala. Con atención.

Manipulaciones ni en las vértebras, querida.

Ojo con el diablo, suele vestirse de seda e ir engalanado.

Me gustaría que fueras previsora antes que doctora.

Que no esperaras ni cuando estés esperando. La espera es la llave de la frustración.

Que vivieras tu espiritualidad más allá de cualquier ritual.

Y déjame que pida cinco deseos por cada vela que va adornar tu tarta. Cinco por cada año del lustro que vas alcanzar. Soplaré contigo y te cantaré que en realidad:

I want you to be happy
Free to run, get dizzy on caffeine
Funny friends that make you laugh
And maybe you’re just a little bit dappy

Fly Feel your mother at your side
Don’t you know you got my eyes
I’ll make you fly
You’ll be happy all the time
I know you can make it right

10 Thoughts on “UNA GRAMOLA, VEINTICINCO DESEOS Y UNA SOLA ILUSIÓN

  1. Hija mía que bien escribes!!!
    Felicidades a la gordi por sus 5 otoños!!
    Y felicidades a ti por ayudarla a alcanzarlos!!
    Besos

  2. Precioso María, guardalo para que lo pueda leer tranquilamente cuando sea mayor…es el perfecto decálogo!

  3. Precioso! Espero que así sea.

  4. Maria me encanta.
    Que bien escribes.
    Te admiro
    Besitos

  5. Daniela on 4 octubre, 2016 at 5:10 pm said:

    Hola María, felicidades a las dos, porque el aprendizaje y el crecimiento vienen de la mano y son de las dos, abrazos y besos enormes a la distancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation