UNA GRAMOLA DE LO MÁS INSPIRADORA

Para gustos los colores. Mi predilección es el verde.

Desde luego hay pocas cosas tan personales e intransferibles como los gustos, por mucho que digan que dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición.

Personalmente me decanto por los platos de cuchara. Mi etiqueta negra por los de tenedor y cuchillo. Hace honor a su patria siendo un gran devorador de carne y un férreo detractor de la sopa. No sé si hace falta recordaros uno de los gritos más característicos de Mafalda, mítico personaje con el que nos ha obsequiado de por vida el genio argentino Quino: “sopa, NO”.

MAFALDA SOPA

Mis gustos son mis gustos, a mí que nadie me los quite, que bastante me ha costado llegar a darme cuenta de lo que me gustaban.

Soy más de cerveza que de vino. De pantalón que de falda. De salado que de dulce. De flora que de fauna. Soy más de quedarme en casa que de salir. De playa que de montaña. Prefiero las comedias a los dramas. Mi corazón, además de pertenecer a mi marido, es más de Robert Redford que de Paul Newman. Y qué le voy a hacer, soy más de Jennifer que de Angelina. Así de insulsa soy. Aunque tan mal gusto no debo tener, cuando la revista People la ha elegido recientemente como la mujer más guapa del mundo en 2016 . El que eligió mal, para mi buen o mal gusto, fue Brad, que imagino se dejó llevar por sus pedestres instintos de domador de panteras, por mucho que semejantes felinos hubieran ocupado la portada anteriormente.

A medida que me adentro en el mundo 2.0 voy aprendiendo, poco a poco, a discernir lo que me gusta y lo que no. Lo que me atrapa y lo que prefiero dejar escapar. Las manualidades y los DIY (Do It Yourself, por sus siglas en inglés, para los no entendidos en la materia) son una disciplina abierta a la generalidad de los mortales que nos enfrascamos en esta intrépida aventura de crear un blog. Te encuentras de todo. Pero según mi modesto parecer, en este vasto territorio, solo unos pocos alumnos aventajados despuntan en sus labores. Aquellos a los que el buen gusto, estilo y originalidad acompañan al virtuosismo de sus manos. Aquellos a los que cuesta emular. Los que ocupan, con honores, el trono en el reino de los craft lovers.

A veces cuesta asumir que no todo el mundo vale para todo. Han hecho falta unos cuantos rollos de washi tape, varios retales de tela de saco y algún que otro bote de pintura (no chalk paint, lo juro, a ella no sucumbí, pero nunca digo nunca, que la última tentación me vino hace un mes) para responsabilizarme de mis propias limitaciones.

Pero tengo un gran problema…

Veo lo que ella hace y no sólo es tan bonito, sino que parece tan fácil, que me vengo arriba cada vez que la leo. Una acepta que su reinado no puede extralimitarse de sus dominios, pero no se rinde sin luchar. En la intimidad. Exponer mis flaquezas no es una buena decisión estratégica para el crecimiento de mi tímido espacio.

Si dais un paseo por su reino, “Peonías en mi ventana”, comprobaréis a ciencia cierta lo que os estoy contando. Te muestra unas manualidades más que inspiradoras. A mí una me dio un juego bárbaro para escribir un post de los más leídos. Con eso lo digo todo.

RECOPILATORIO PEONIAS EN MI VENTANA

Fotografías: Peonias en mi ventana

Hoy mi querida Inma, mi moneda especial de la gramola va por ti, mi fiel y elegante seguidora. Porque sigas cultivando tus virtudes y nos deleites al resto con tan pulcro y sugestivo resultado. Porque no sólo eres la reina de los DIY, querida. Eres la emperatriz.

Pero tú ya lo sabes…

You already know…

Porque no hago más que repetírtelo sin descanso.

4 Thoughts on “UNA GRAMOLA DE LO MÁS INSPIRADORA

  1. Ay, madre mía…! Con el segundo café sobre la mesa y desde la tranquilidad, qué puedo decir mas que agradecer tus palabras en este rinconcito tuyo!! Qué honor de verdad María.

    Feliz de haberte encontrado, feliz de estar a tu lado y feliz de que valores las pequeñas cosas que voy haciendo y que con gran timidez voy mostrando…
    ¡Y encima me llamas emperatriz! y he decidido que me lo voy a quedar, que me gusta!!! Jajaja

    GRACIAS María.
    Un beso enorme de corazón

  2. Ahora mismito me voy a hacer una visita a Peonias en mi ventana: si con esas cuatro imágenes ya he quedado prendada…no quiero imaginar lo que puede pasarme! 😉

    Siento que mis palabras se repiten, pero, ¡qué inspiradora eres María!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation