28 DÍAS

Algunas mentes elucubradoras, de esas que andan sueltas por ahí, defienden que tres es el número cabalístico por excelencia. Tres eran los cerditos del cuento, las madrinas de la Bella Durmiente, los ositos de Ricitos de Oro, los Reyes Magos, las carabelas de Colón y las gracias de Rubens. Otros expertos en las artes divagatorias, sin embargo, trasladan una magia especial al número siete. Las siete notas musicales, los siete colores del arco iris, los siete pecados capitales, las siete maravillas del mundo antiguo o los siete enanitos de Blancanieves.

Tras un pormenorizado estudio de una materia tan enigmática y misteriosa como la maternidad y todo lo que le rodea, incluidas las portadoras del gen que les otorga la titularidad en cuestión, creo que podría fijar mi número cabalístico en el veintiocho.

Veintiocho días es el tiempo que según Miriam Albero se tarda en conseguir un abdomen firme y modelado cual tableta de chocolate. Ella está convencida. Yo voy a ver si en veintiocho días consigo llegar a creerme lo que esta mujer es evidente ha conseguido en ese tiempo y no en toda una vida de cultivo personal. La creencia me facilitará la tarea de inmersión en el mundo del ejercicio físico nocturno cuando todos estén dormidos después de tres horas de lucha sin cuartel que tenemos cada día durante los baños, la cena y el ritual de acostamiento. Tengo veintiocho días para recapacitar sobre lo gratificante que me resultaría ponerme en forma con abdominales y sentadillas cuando sólo me apetezca tirarme en el sofá a mirar la nada o encender el televisor y caer en las redes del cambio de canal sin ton ni son. Casi un mes para que me seduzca el hecho de que si me pongo como una loca a hacer ejercicio, tal vez evite escuchar la melodiosa voz de barítono desafinado de mi etiqueta negra al cantarme que estoy perdiendo el tiempo pudiendo abrazar el catre y disfrutar del onirismo.

Si además se me ocurre depurar mi organismo de excesos y de vicios, puedo conseguirlo en veintiocho días según el Plan detox para perezosas de Sioux Berger. Su descripción y su portada son carnaza de anzuelo que nos hace picar seguro. Mientras me voy concienciando de los grandes beneficios de los entrenamientos de una, voy a ver si también interiorizo la bondad de las infusiones y los zumos de la otra. Lo tengo muy fácil, sólo debo desafiar a un sibarita de la carne y a tres comedores de excepción con paladares que tienden a decantarse por los platos con fundamento. La tentación no vive arriba, vive conmigo.

Seguramente no os descubro la rueda al deciros que no son los ciclos económicos los regidores del mundo, es el ciclo de la vida el gobernador de la humanidad. Y ese es el ciclo menstrual de la mujer que, oh casualidad, dura de media, veintiocho días. Período en el que, conscientes de tanta presión protagonística, materializamos nuestro estrés en un pre, un durante y un pos de insoportable levedad del ser. Y por si no teníamos suficiente se va a volver a repetir no solo al mes siguiente, sino de manera periódica. Si en este punto hay alguna lectora defensora a ultranza de que la generalización del síndrome premenstrual es fruto de la ignorancia, vaya por delante mi absoluta confesión de querer ser como ellas, más hombre de lo que pudieran intuir jamás.

Lo que más me atiza el orgullo es que mi austera conciencia no termina de asimilar la de sufrimiento gratuito que me ahorraría si no terminara presa de mis propias emociones.

Tengo 28 días, como Sandra Bullock, para que mi vena masoquista se libre de sentimientos turbios que vienen de la mano del fingimiento y el estridente artificio con el que me obsequian algunas coprotagonistas.

28 días tiene febrero. Este año, 28+1. La cuesta de enero se alarga.

Tengo 28 días (+1) para desintoxicarme.

Cualquier día abandono los grupos de whatssapp.

28 dias

4 Thoughts on “28 DÍAS

  1. Me ha encantado la frase final… Yo la aplico los grupos de Whatsaap del cole. Creo que es el deseo secreto de muchos padres y madres de hoy día.

  2. Pues yo estoy convencida de que lo que todas esas que nos has contado hacen en 28 días, tu eres capaz de hacerlo en 14 … y sin abandonar el grupo !!

    • entremadridybuenosaires on 22 febrero, 2016 at 10:19 pm said:

      Tú sí que eres grande, Pepa!
      Vamos a conseguirlo! Igual que dominar al Mac!!! Creo que en el fondo es más fácil de entender que el grupo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Navigation